Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

miércoles, 6 de mayo de 2009

TERESA Y SOLEDAD, HERMANAS.

III
La cena.
- Creí que no llegaba a la cena, el super estaba a reventar. Vaya, pero si mi hermana está en su silla.
- Ya ves, gracias a tu fraternal ayuda. De todas formas, he hablado con papá y mamá y he decidido pediros perdón, a todos, a ti Teresa, porque se que no me echas la bronca con mala intención. A mamá porque se que hace por mi todo lo que puede y más. Papá es punto y aparte. Sabe que no le reprocho nada, aunque bien podía haberse dado cuenta de que me estaba imponiendo demasiado sacrificio... no puedo ni hablar.. porque me emociono. Había pensado, había soñado tanto con llegar a ser una buena pianista... me estoy mareando, y cuando iba a clases de música, la guitarra se me daba muy bien. Al pasarme a piano mi profesor me decía que tenía mucha sensibilidad, que podría llegar lejos si trabajaba mucho... y desde que os hicisteis socios del Club Deportivo, lo único para vosotros era el Club y el tenis. Mi piano sigue siendo un sueño, con el de la Academia me defendía... así que... perdonarme... pero no me encuentro bien.
- ¿Qué te pasa, Sol?
- No me llaméis Sol, me llamo María de la Soledad. Lo de Sol me lo llamabais por lo del tenis. Llamarme Soledad que es el nombre que mejor me pega y además es mi verdadero nombre.
- Pues yo tengo un disgusto terrible.
- ¿Qué te pasa, Teresa?
- Pues que no se si será a consecuencia del disgusto que me dio mi hermanita, el caso es que llevaba dos faltas y estaba, estábamos tan ilusionados Julio y yo, pensando que estaría embarazada. Con la discusión a cuenta de la silla, me ha bajado, por eso tuve que ir al super a la carrera.
- Hija, eso no tiene que ver con tu hermana, ni con la silla.
- O sí, vete a saber, mamá.
- Estaba de bajar y bajó. Un retraso lo tiene cualquiera.
- Creo que tengo fiebre o algo raro. Me sube fuego a la cabeza.
- Papá llama al médico de urgencias, Sol tiene un ataque de ansiedad o parecido. Corre que se ha desmayado.
- Animarla a ver si vuelve en si, mientras llamo. Si es que esta chica no come nada, no se como resiste.
- Ya le ha pasado más veces, no creas. Nos tiene muy preocupados Teresa, no lo sabes bien hija, el caso es que no sabemos por donde tirar, encima se ha vuelto protestona, contesta mal, se pone histérica, dice tacos terribles, se pone como una fiera contra nosotros. No se ni como resistimos tu padre y yo. Tu como estás en Murcia no sabes ni la mitad de la mitad.
- Tranquila mamá, la llevamos a urgencias no vaya a ser que sea más grave de lo que pensamos. No me gusta nada, la verdad.
- Dicen que será una bajada de tensión o una subida de azúcar. Que la llevemos.
- Saca el coche del garaje papá, que la acercamos mamá y yo en la silla. Mira, parece que abre los ojos.
- ¿Dónde me lleváis? ¿Qué me ha pasado?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal